Historias de Autos: Chevrolet Styleline Deluxe Sport Coupe 1951, el Chevy de ayer que cautivó a una joven conductora

4841 0

Si decimos que el vehículo protagonista de esta nota es conducido por su dueña, ya que se trata nada más y nada menos que su primer auto, puede inducir a error en cuanto a la edad de la propietaria. Nada más alejado de la realidad, ya que Francisca Velasco (30 años, Terapeuta Ocupacional) le imprime un toque juvenil al manejo de su Chevrolet Styleline De Luxe Sport Coupe 1951 para asombro de todos.

 

 

Heredado de su padre Santiago Velasco Sánchez, este Chevrolet está completamente original, incluso con las extensiones de tapabarros traseras, los “rear gravel deflectors”, que estilizan las líneas de la carrocería.

 

En óptimas condiciones

 

“Hace poco le hicieron un semi ajuste”, nos comenta Francisca, quien papel en mano enumera las reparaciones que le efectuaron al auto, entre ellas cambio de metales que importó de Estados Unidos. Además “se mejoraron los frenos, se realizó una mantención al sistema eléctrico y se cambió batería”, añade.

 

 

Este modelo de cinco metros de longitud está equipado con el motor “Thrift Master” 6 en línea de 216 pulgadas cúbicas (3.547 cc) está dotado de carburador de una garganta, el cual eroga 92 hp con un torque de 172 libras pie. Con palanca de cambios en la columna de dirección de tres marchas, el interior es sencillo pero con ese toque de elegancia propio del diseño de General Motors por esos años. Muy cómodo, el auto de Francisca rueda con suavidad.

 

Publicidad de época.

 

Silueta conocida

 

El Chevrolet Styleline fue bastante popular en Chile, principalmente en su versión sedán. A principios de los años ´70 era uno de los vehículos más cotizados en la reventa, llegando a costar varios Escudos de la época. Luego en los ´80 aún era posible ver unidades de este modelo circular por las calles de Santiago. De esta forma estamos hablando de más de 30 años en que estos autos de General Motors circularon por las calles de Chile en forma regular.

 

 

De acuerdo a la placa de identificación (VIN) el auto de Francisca fue el número 1968 de su tipo que salió en 1951 de la línea de ensamblaje de la antigua planta Tarrytown de General Motors ubicada en la ciudad de Nueva York, a orillas del Lago Hudson. Desde allí por barco emprendió su travesía a Chile para llegar al puerto de Valparaíso. El color corresponde al Aztec Tan (bronceado azteca), tono que combina perfectamente con la capota clara.

 

Primer auto del ´51 el 2019

 

Para la gran mayoría de las jóvenes de su edad, la idea sería tener un vehículo de segunda mano o uno cero kilómetros tras aprender a manejar. “Siempre fui motoquera”, señala Velasco, al tiempo que admite que nunca se sintió motivada de tener auto ya que su compañera de dos ruedas le parecía la mejor forma de movilizarse.

 

 

Sin embargo, familiarizada desde pequeña con los autos antiguos de su padre y testigo presencial de la pasión que éste sentía por aquéllos, finalmente se decidió por efectuar una mantención completa al Chevy ´51 para que estuviera totalmente operativo, de tal forma de disfrutarlo principalmente los fines de semana, para ir de compras o visitar a los amigos.

 

– ¿Lo venderías?

No, es mucha la historia familiar la que tiene, lo disfrutaré.

 

 

Así, un auto que tal vez en otras manos hubiera cambiado de dueño o simplemente hubiera sido abandonado a la acción implacable del óxido, luce jovial para deleite de transeúntes y conductores amantes de los “fierros” de antaño.

 

Nota para ClassicCars por José Francisco Valenzuela – Fotografías por Renato Cherubini

Edición por Javier Fernández

Related Post

There are 1 comments

  1. Avatar
    Morales Rodrigo |

    Excelente aporte a lo clásico…..antiguo Felicitaciones.Soy uno más de los apasionados de este hobby en especial de Ford A y T en la ciudad de Viña del Mar

    Reply

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *