Historias de autos: Fiat 125 Special 1970, el ítalo chileno que desafió a la muerte sigue más vivo que nunca.

7494 0

Cuando ingenieros y operarios chilenos de la planta Fiat de Rancagua pensaban que estaban armando un vehículo durable, se quedaron cortos respecto al Fiat 125 Special 1970 de Gary Besa (Empresario, Técnico en Mecánica Automotriz), ya que desafía a la lógica pensar cómo un automóvil puede seguir rodando con una vida tan ajetreada.

 

Gary nos cuenta que allá por 1995, cuando tenía 10 años, vio por primera vez el 125S. Su madre lo compró para aprender a manejar en él y luego recorrió gran parte del sur de Chile en este modelo que causó furor en los años ´70.

 

Ícono juvenil y deportivo

 

La juventud de la época lo tuvo entre sus favoritos por su agilidad y potencia. El más cotizado fue el modelo de Gary, el S, ya que incorporaba una quinta marcha en la caja de cambios, toda una novedad dentro del parque automotor de su tiempo.

Publicidad de época.

Con el sonido característico de su motor de cuatro cilindros, 1.600 cc y 100 hp fue utilizado profusamente para competir en carreras de velocidad y de rally, dada la elasticidad de su motor, buena potencia, excelente suspensión y frenos de disco en las cuatro ruedas. Así fue como la categoría monomarca 125 fue disputada por muchos años en el autódromo de Las Vizcachas. También fue usado intensivamente como taxi.

 

Flores, humo y carreras

 

El padre de Gary tenía además un Peugeot 404, al cual se le cortó la parte trasera en 1998. Así el 125S fue asignado al trabajo que tenía el auto francés, cuál era el de transportar flores para el negocio familiar. “Lo cargaban con cajas de dalias, gladiolos y en el verano iban a buscar una flor que se llama caminera a la costa”.

Pese a tan duro trajín, el Fiat seguía funcionando hasta que sobrevino un incidente que pudo haber puesto fin a sus días. Estacionado en la casa, el padre de Gary le dio contacto, se generó una chispa (el filtro de bencina bajo el motor de partida generaba una combinación peligrosa) y en un instante el fuego estaba consumiendo el auto. Resultado: parte importante de la estructura calcinada. Sin embargo, fue reparado “a medias” y siguieron usándolo. “Ahí se ganó el apodo de “Bruce Willis, por Duro de Matar. Quemado y todo andaba repartiendo flores por todo Santiago”, rememora Gary.

 

El 2002, para su graduación de Cuarto Medio, su padre de lo obsequió. Como estudió Mecánica Automotriz, le sirvió de auto de estudio. Allí comenzó gradualmente a repararlo íntegramente. Le cambió el color original giallo positano (entre amarillo y ocre) a gris y luego a azzurro (azul), el actual. Instaló llantas turbina y comenzó a participar en carreras de un cuarto de milla.

 

Luego de las películas el descanso

 

El buen estado del auto posibilitó que productoras se lo arrendaran para ser usado en filmaciones. Así es como la imagen del 125S quedó inmortalizada en diversas series y películas. Nuevamente un trabajo duro para el auto, esta vez tras las cámaras.

Gary señala que el auto actualmente está en una fase de “disfrute”, de ahí su apodo actual de “El Abuelo”. Cuenta ahora con las llantas y volante originales, una radio de época con ecualizador de 10 bandas y asientos de felpa. “Pasa los días celosamente guardado esperando la ocasión de sacarlo a rodar o a exposiciones (el próximo 31 de marzo sus padres irán a Olmué a participar en la Tercera Expo Autos Clásicos y Antiguos 2019) y paseos a la costa o el Cajón del Maipo”.

 

¿Lo venderías?

-No, no lo cambio. Me arrepentiría. Pasó por todas las etapas de mi vida este auto.

 

Nota por José Francisco Valenzuela – Fotografías Javier Fernández G. 

Related Post

There are 1 comments

  1. Avatar

    Maravilloso auto. Una tercera versátil y potente, el sonido espectacular. También se me quemó , pero al reponer cables y filtros en otra posición quedó nuevamente 100%. Creo que ha sido mi mejor auto, al menos el que mas he querido. Ademas de fiel, nunca contó nada de sus salidas ….jajajaja.

    Reply

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *