Historias de marcas y logos: Ford Motor Company

989 0

 

Cuando hablamos de Henry Ford (1863-1947) lo hacemos de uno de los personajes clave en la historia del automóvil por cuanto perfeccionó el proceso de producción en serie introducido por Ransom Eli Olds en su fábrica para armar el modelo Oldsmobile Curved Dash de 1901 a 1907, el primer vehículo ensamblado en una cadena de montaje. Con el modelo «T» Ford masificó el uso del automóvil a nivel mundial, ni más ni menos.

 

La marca

 

Con sólo 16 años Ford viajó de su natal Dearborn a Detroit para trabajar como aprendiz de maquinista por tres años. Se casó en 1888 con Clara Bryant y para 1891 era ingeniero de la Edison Illuminating Company. Con gran talento, en 1893 ya era jefe de área, época en que comenzó con sus primeros experimentos con motores de combustión interna.

 

En 1896 vio la luz el primer Ford, el cuadriciclo, siendo 1900 el año en que funda la Henry Ford Motor Company, de corta vida. En 1903, con un capital de 28 mil dólares pone la primera piedra de la Ford Motor Company en la calle Mack de Detroit, con el propio Ford de vicepresidente y jefe de ingenieros.

 

 

En esta primera etapa el trabajo en la planta consistía en grupos de tres o cinco mecánicos dedicados exclusivamente a la fabricación de cada automóvil. La producción del modelo T comenzó en 1908, y la aplicación del sistema de cintas de ensamblaje móviles, el punto clave para la producción y que definiría el paso a seguir por la mayoría de las firmas en el mundo, en 1913. De esta forma el chasis del auto pasaba por varios puestos de trabajo. El resultado fue fantástico: de 250.000 unidades anuales fabricadas del modelo en 1914 se pasó a 470.000 en 1916, gracias al aumento en la velocidad de armado. Además, con el abaratamiento de costos, el modelo T se comercializaba a sólo 360 dólares.

 

 

Entre 1908 y 1927 se fabricaron más de 15 millones de unidades del modelo T. Al final de la producción del icónico “Thin Lizzie” la planta cerró por unos meses para adecuarse al nuevo modelo A que se comercializó hasta 1932, en que vio la luz el primer V8 de la marca del óvalo.

El logo

 

El primer logo de la marca fue creado en 1902 por Childe Harold Wills, jefe del departamento de ingeniería y diseño. Fue aquél algo ovalado muy al estilo art decó, usado principalmente para la correspondencia. En 1906 aparece un logo diferente, similar al de la actualidad, que correspondía al nombre Ford con trazos caligráficos con acentuación en la primera y última letras.

 

En 1912 por algunos meses se utilizó un logo Ford triangular con la frase “The Universal Car”, el cual fue desechado por el propio Henry Ford a quien no le gustó, siendo reemplazado por uno que puede considerarse como el precursor del actual, con la marca encerrada en un óvalo. En 1927 manteniendo la misma tipografía y el óvalo le incorporaron el color azul.

 

 

En los años ́50 el óvalo fue modificado por uno irregular, siendo 1976 el año en que se restableció el trazo regular pero con una forma más alargada. Para el 2003 en el centenario de la marca, el logo recibió un retoque solamente, ya que se considera luego del de una bebida gaseosa como uno de los más reconocidos en el mundo.

 

 

Video

 

Nota para ClassicCars por José Francisco Valenzuela.

Edición y diseño por Javier Fernández G.


Comenta y comparte nuestro contenido a través de redes sociales con tus amigos, familiares y cercanos amantes de los vehículos de antaño.

Como es tradición http://ClassicCars.cl Impulsa y comparte el patrimonio histórico y cultural automotor.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *