Recuerdos de medianoche: Ford y los inicios del sistema de producción en serie en la industria automotriz.

2166 0

Uno de los más grandes aportes de Henry Ford en la historia del automovilismo, si no el más determinante, es la profesionalización de la producción en serie de automóviles, sistema que perfeccionó tomando como base el proceso introducido por Ransom Eli Olds en su fábrica para armar el modelo Oldsmobile Curved Dash de 1901 a 1907, el primer vehículo ensamblado en una cadena de montaje.

Ford, que comenzó la producción del modelo T en 1908, instaló un sistema de cintas de ensamblaje móviles en 1913. De esta forma el chasis del auto pasaba por varios puestos de trabajo. El resultado fue fantástico: de 250.000 unidades fabricadas del modelo en 1914 se pasó a 470.000 en 1916, gracias al aumento en la velocidad de armado. Además, con el abaratamiento de costos, el modelo T se comercializaba a sólo 360 dólares.

Henry Ford Junto a uno de sus motores V8

Todas las compañías debieron replicar el modelo, dejando en el pasado el costoso y lento sistema de ensamblaje unitario que desapareció casi por completo, siendo sólo mantenido por marcas de lujo como Bugatti. La producción en serie había llegado, y el sueño de Ford de llegar con su auto a las masas se había cumplido.

 

Ford y sus Plantas por el Mundo.

 

 

La implementación de la cadena de montaje que partió en la planta Ford de Highland Park en 1913, en replicada 106 años después en más de 30 plantas que la marca americana posee por el mundo, países como Estados Unidos, Canadá, México, Argentina, Brasil, España, Inglaterra, Sudáfrica, India, China, Vietnam, Australia por citar algunos cuenta con plantas de Ford.

 

Los inicios de la planta de Ford en Chile

 

La historia de la industria automotriz chilena se remonta al año 1924, específicamente al dia 7 de septiembre, fue cuando Ford instaló en la calle Exposición #1258 la primera planta ensambladora de automóviles de Chile.

El primer modelo en ser ensamblado en nuestro país fue el  «T», en aquel momento solo se disponía  del color negro. Las piezas llegaban al puerto de Valparaíso y vía ferrocarril eran transportadas hasta la planta de ensamblado ubicada en Santiago.

 

 

 

 

Nota por José Francisco Valenzuela – Javier Fernández G.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *