Historias de autos: el primer auto que circuló en nuestro país

5690 0

La interrogante surge espontánea de vez en cuando en las conversaciones de los apasionados seguidores del mundo de los autos antiguos: ¿cuando circuló el primer automóvil en Chile? Hay dos respuestas. Una que se puede considerar como oficial y otra que incorpora novedosos elementos.

 

En Darracq por Santiago

 

La primera está documentada en publicaciones de la época y reproducida en revistas de la segunda década del Siglo XX. El primer vehículo que circuló en Chile fue el Darracq modelo C adquirido por Carlos Puelma Besa en Francia y que llegó a Chile en mayo de 1902.

 

 

Se trataba de un coche año 1901 modelo voiture legere de dos asientos con motor de un cilindro y 745 cc con 6 ½ hp de potencia, con eje de transmisión a las ruedas traseras y una caja de cambios de tres velocidades accionada desde la columna de dirección. De este tipo la casa gala vendió más de 1000 unidades.

 

Publicidad de época

 

Crónicas contemporáneas dan cuenta de la gran expectación que causó su ruidoso funcionamiento por las calles de la capital, cuyos habitantes por vez primera veían semejante aparato. El entusiasmo de Puelma lo llevó a circular no solo dentro del radio de la capital, sino que protagonizó el primer viaje a Valparaíso con Juan Cornisch de copiloto, trayecto que completó en 10 horas, toda una hazaña en esos tiempos. Asimismo en el Darracq llegó hasta la localidad cordillerana de Portillo.

 

Publicidad de época

 

Los precursores

 

A los pocos meses de la importación del automóvil de Puelma Besa, el francés avecindado en Chile César Copetta (pionero de la aviación nacional) trajo de su patria dos máquinas más, ambas de la prestigiosa marca gala De Dion Bouton: una unidad de 3 ½ hp que compró Juan Chessebrouth y otra adquirida por Luis Montes Valdés.

 

César Copetta

 

Las habilidades mecánicas de Copetta lo llevaron no solo a convertirse en piloto para las primeras carreras de automóviles realizadas en el país, sino que además en propietario del primer taller de automóviles en Chile junto a su hermano Félix.

 

 

Al año siguiente, 1903, llegaron al país tres Darracq de 9 hp, los cuales son importados por la firma Besa y cía. para Ramón Puelma Besa, José Víctor Besa y Alberto Besa. En la misma época arriba un De Dion Bouton de 12 hp para Luis Montes Valdés, el primero con motor delantero en Chile.

 

 

Frente a esta versión oficial sobre el primer automóvil operativo en Chile, hay una teoría alternativa.

 

Auto “chileno” en Graneros

 

En la crónica “Tiempo de Carretas en Mina El Teniente”, el escritor René Leiva Barrientos consigna que el 10 de abril de 1902, un mes antes que el Darracq de Puelma Besa circulara en Santiago, habría funcionado el primer auto en territorio nacional, realizando un recorrido entre los fundos de Graneros. No sólo eso: la máquina habría sido construida en la fundición de Gilberto Hodgkinson.

Según Leiva el vehículo tenía un motor gasolinero de 4 y ½ hp y desarrollaba una velocidad de ocho a diez kilómetros por hora, realizando su recorrido entre los fundos de Graneros ante la atónita mirada de los observadores de este hecho.

Se trataría según esta versión de un auto producido en la Fundición Anglo Americana de Gilberto Hodkinson y Rafael Ovalle Correa.

De esta forma es posible sentenciar sin lugar a dudas que el primer automóvil que circuló en Chile lo hizo durante el primer semestre del año 1902. A partir de ahí comienza lenta pero segura la introducción de este novedoso medio de transporte que habría de cambiar para siempre la manera de transportarse.

 

Nota para ClassicCars por José Francisco Valenzuela.

Edición por Javier Fernández G.

 

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *