En ruta: fanáticos del Mini realizaron exitosamente rally Santiago-Chiloé. Parte final.

1402 0

 

“Esta es una aventura maravillosa, inolvidable, espectacular” explica Cristián Yáñez, el cual a los mandos de su Austin Mini 1275 GT 1978 y junto a otros cinco conductores y acompañantes realizaron la travesía Santiago-Chiloé a bordo de sus icónicos vehículos británicos.

 

Salvo la trizadura del carburador del auto de Claudio Andrade, la cual fue convenientemente reparada con un pegamento rápido, no hubo ningún otro desperfecto que alterara la bitácora de viaje de estos entusiastas del modelo que cumple 60 años.

 

 

“Lo hemos pasado muy bien, el cariño de la gente de acá, del Club Mini Patagonia ha sido espectacular”, comenta Yáñez, quien relata que “el recibimiento de ellos la noche de la vuelta de Ancud” fue realmente bueno. “Pasamos a la casa de mi compadre que nos estaba esperando con una discada (…) lo hemos pasado y hemos comido increíble”, enfatiza.

 

 

Mención aparte merece el paso en transbordador a la isla grande de Chiloé, donde destacaban en la gran nave los seis diminutos y coloridos vehículos que abandonaban el continente.

 

De esta forma los conductores y acompañantes de los Mini Clubman State 1974; el 1275 GT 1978; las unidades de 1980, 1981 y 1982 y el Rover 1998, completaron una aventura que nació como una idea y que terminó siendo tal vez el paseo en ruta más gratificante de sus vidas hasta ahora.

 

 

Nota por José Francisco Velenzuela

Fotografías aportadas por propietarios participantes del evento.

Edición por Javier Fernández G.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *