Historias de Autos: Volkswagen Escarabajo 1961, el ganador al mejor restaurado que es usado a diario

2971 0

Un auto de colección en movimiento es el concepto que se puede aplicar perfectamente al impecable Volkswagen Escarabajo 1961 de Walter Wolff Sanino (44 años, comerciante), quien utiliza su automóvil día a día para desplazarse por la ciudad de Valdivia y sus alrededores.

 

Oriundo de Viña del Mar, cuando llegó hace algunos años a radicarse a la Región de Los Ríos era común que debiera quitar permanentemente improvisadas notas adosadas al parabrisas con teléfonos de contacto de potenciales compradores del auto alemán.

 

Restauración al 100%

 

 

“Viví todo el proceso de restauración del auto”, comenta Wolff, quien en esa época aún no era el dueño del automóvil. “Con un primo el Escarabajo llegó a la familia el ‘99”, y lo hizo con una presentación que dista considerablemente de la que exhibe hoy: pisos podridos, tapabarros abollados, interior desgastado, ornamentos faltantes y motor necesitado de mantención.

 

 

“Este auto tuvo un proceso de restauración de cuatro años hasta que estuvo completo”, rememora Wolff, quien enfatiza que el motor bóxer de cuatro cilindros enfriado por aire de 1.200 centímetros cúbicos y 38 hp se reconstruyó completo con partes y piezas importadas de Alemania, en tanto que para el trabajo de la chapa se contó con el trabajo de un artesano especializado. Posteriormente se le aplicaron tres capas de pintura, quedando con el acabado turquesa que resalta las líneas de este modelo ícono de la industria alemana.

 

 

En cuanto a la restauración del interior, optaron por lo más fácil, pero más oneroso: todo el conjunto de asientos y tapiz de puertas fue traído de Alemania, de tal forma que fue llegar e instalar. Respecto a la instalación eléctrica, se renovó por completo.

 

 

Lo más difícil de conseguir fueron las tapas de ruedas cromadas originales, las que cuentan con el símbolo VW en relieve, ornamento necesario para darle realce al conjunto.

 

Premiado

 

 

El año 2016 Walter Wolff se convirtió en el propietario del Escarabajo y como tal pudo sentir la satisfacción de ganar el premio al mejor vehículo restaurado en la Tercera Exposición de Autos Clásicos y Antiguos Bío Bío. “Había más de un centenar de automóviles. Me reservaron un espacio al lado del escenario principal”, rememora, exposición en la que además logró el segundo puesto en la categoría del mejor de la década del ´60.

 

 

Cómo está totalmente operativo, el trayecto Valdivia-Los Ángeles-Valdivia de 689 kilómetros lo realizó sin ningún desperfecto mecánico.

 

 

Aficionado a los autos desde pequeño y propietario de varios modelos a lo largo de los años, el viñamarino afincado en Valdivia reconoce que el Volkswagen que posee despierta emociones en la gente, de tal forma que es habitual que la gente lo contemple y recuerde experiencias que ha tenido con este modelo en el pasado.

 

 

¿Lo venderías?

He estado a punto de venderlo. Si me ofrecieran una buena suma, sí.

De esta forma es posible que en el futuro cercano el Escarabajo turquesa ´61 cambie de dueño para seguir acumulando kilómetros de experiencias por las carreteras del país.

 

 

Nota para ClassicCars por José Francisco Valenzuela

Fotografías aportadas por Jaime Jara P.

Edición por Javier Fernández G.  

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *